Buscar

Equilibrio Muscular, una clave para evitar lesiones.

La postura, es la disposición que tiene nuestro cuerpo en el espacio. Con ella, podemos demostrar y transmitir una serie de actitudes y emociones. Posee una importancia fundamental en el equilibrio de nuestro cuerpo.

Una postura retraída, se caracteriza por sobrecargar el eje posterior del cuerpo. La persona tiende a pararse muy cargada sobre sus talones y a colocar su pelvis hacia adentro. Una postura agresiva o de ataque o impulsividad, sobrecarga el eje anterior, la persona adelanta su tórax y centra su posición en las rodillas. Una postura alegre, nos eleva, suben nuestros hombros y nuestro tórax se mueve a nivel superior. Una postura de tristeza, nos derrumba, nos mueve hacia abajo, hace que enrollemos la columna y las piernas. Como podemos apreciar, la postura varía con cada emoción que podamos manifestar, lo cual hace, que los músculos se expresen y reaccionen constantemente.

Con lo mencionado, podemos darnos cuenta, que una postura determinada, puede generar sobrecarga de ciertos grupos musculares, lo cual nos llevará al desequilibrio corporal, ya que en palabras simples, tendremos un lado de nuestro cuerpo más rígido y tenso, que el otro. Ésta situación muscular, afectará a su vez, a diferentes sistemas de nuestro cuerpo, comprometiendo la circulación sanguínea, los nervios, el sistema linfático, y un largo etc; La suma de todo lo anterior, asociado a estrés y a características individuales bio psico sociales, finalmente generará que el cuerpo manifieste dolor.

¿Cuál es la postura correcta?

Ésta pregunta, es muy frecuente en mi consulta y, la respuesta es muy simple: LA POSTURA CORRECTA PARA TI, ES LA QUE SE ACOMODE A TUS EJES CORPORALES. Nuestro cuerpo, tiene líneas imaginarias que nos dividen por la mitad, en derecha e izquierda, arriba y abajo, y adelante y atrás. La postura que mantenga centrado tu cuerpo en estos 3 ejes, es la correcta para ti.

¿Cómo podemos evitar el dolor postural?

Pues muy fácil, manteniendo tu cuerpo en equilibrio muscular. Si tiendes a tener por ejemplo, una postura retraída, es decir, con el eje posterior sobrecargado, deberás poner atención en esa zona de tu cuerpo, y realizar los ejercicios correctos para poder compensar, y trabajar los músculos que están “flojeando”. Adicional a lo anterior, debemos agregar que la mantención constante y repetitiva de ciertas posturas, como estar sentado, estar de pie, agachado, entre otros, REQUIEREN pausas, es decir, si tenemos un dolor asociado a una postura mantenida, debemos acostumbrarnos a generar pausas y cambiar la posición.

¿Cómo puedo saber cuáles son los ejercicios que a MI me hacen bien?

Para saber con exactitud, cuáles son tus vicios posturales, debes ir a tu kinesiólogo de confianza, y pedir que te evalúe y te de un plan de ejercicio terapéutico acorde con tu postura.

Si te mantienes en equilibrio, aumentas las probabilidades de mantener lesiones musculares lejos de tu cuerpo.

Recuerda que frente al dolor y a las disfunciones de movimiento, NO EXISTEN SOLUCIONES MÁGICAS, EXISTE LA KINESIOLOGÍA. Estamos para ayudarte.


¡Espero sus comentarios!


Klga. Loreto Goeppinger

equilibrio muscular

57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo